DÍA INTERNACIONAL DE LA TOLERANCIA

El 16 de noviembre fue declarado “Día Internacional de la Tolerancia” por la Asamblea General de las Naciones Unidas y se trata de una ocasión que desde la Red Madrid Tolerante nos convoca especialmente a la reflexión.



Los seres humanos contamos con rasgos, cualidades y deseos que nos hacen particularmente únicos, y es desde nuestra individualidad que cohabitamos con los otros, ya sea en la familia, en la escuela o en la sociedad. En los tiempos que corren, existen sociedades multiculturales y heterogéneas en las que coexisten distintos grupos de personas con características que las aúnan, tales como nacionalidad, etnia, identidad de género, creencias, orientación sexual y condiciones socioeconómicas, físicas o cognitivas. Los procesos de globalización, el acceso a las nuevas tecnologías y los movimientos reivindicatorios de minorías históricamente en posición de desventaja, han moldeado una nueva forma de acercarnos al mundo y valorar la riqueza en la diferencia. No obstante, continúan existiendo importantes obstáculos para la integración que se expresan como procesos discriminatorios y de rechazo de la diversidad, en general, asociados a prejuicios y estereotipos. Es en este marco que la tolerancia se convierte en un valor indispensable para la construcción de sociedades más justas.


El concepto de tolerancia que empleamos toma como base la definición dada por la UNESCO en su 28ª Conferencia General, sobre la Declaración de Principios sobre la Tolerancia (París, 1995). En su primer artículo, la tolerancia es definida como “[...] el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos” y aparece ligada al conocimiento, la actitud de apertura y la libertad de pensamiento y expresión. Consiste en “la armonía en la diferencia” e implica una actitud activa de reconocimiento de los derechos humanos universales y las libertades fundamentales de los demás. Dicha declaración establece que la tolerancia “no es sólo un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica”.


El fomento de la tolerancia es una responsabilidad que debemos asumir como sociedad y que debe trabajarse desde temprana edad en todos los ámbitos, siendo la escuela, como agente socializador, un espacio privilegiado para su desarrollo. Esto ya fue reconocido en la mencionada 28° Conferencia General (UNESCO, 1995) al indicar que “(4.1) La educación es el medio más eficaz de prevenir la intolerancia”. El trabajo en las aulas, apoyado en un marco más amplio de estrategias políticas, económicas y educativas, constituye una piedra angular para difundir este y otros valores. En la medida en que las niñas, niños y jóvenes puedan crecer con una conciencia abierta y naturalizada hacia la diversidad, se podrán promover el respeto y la paz en las sociedades del futuro. Desde la Red Madrid Tolerante renovamos nuestro compromiso para el fomento de la tolerancia, la valoración de la riqueza de la diversidad de expresión de los seres humanos y promover activamente una cultura de paz y diálogo.